48 voluntarios angloparlantes llegan a apoyar la enseñanza de inglés en escuelas públicas chilenas

jueves 22 de marzo, 2018
a a a

Durante este año, se espera recibir a más de 200 voluntarios, los cuales beneficiarán alrededor de 500 establecimientos y 50.000 estudiantes de la educación pública.

La semana del 19 de marzo, el Ministerio de Educación recibió a 48 voluntarios angloparlantes, quienes continuarán con la misión de fortalecer el aprendizaje del inglés en las comunidades escolares públicas a lo largo y ancho del país; trabajando en colaboración con los (as) docentes de inglés, para enfocarse en el desarrollo de aspectos comunicativos del idioma a través de clases dinámicas e interactivas para sus estudiantes.

Este año y hasta la fecha, el Centro Nacional de Voluntarios( CNV) del Programa Inglés Abre Puertas espera recibir a voluntarios/as que usan inglés a nivel nativo o casi nativo, procedentes de 15 países: Estados Unidos, Australia, Bulgaria, Camerún, Canadá, Chile, Francia, Alemania, India, Países Bajos, Nigeria, Polonia, Rusia, Trinidad y Tobago, y Reino Unido.

Los voluntarios recibieron una bienvenida el lunes 19 de marzo por parte de autoridades del Ministerio, la División de Educación General y la Oficina de Relaciones Internaciones. A lo largo de su primera semana en Chile, los voluntarios se encuentran en un proceso de entrenamiento y orientación por parte de PIAP y el CNV. En esta capacitación se tratan variados temas respecto a la enseñanza del inglés como idioma extranjero en el contexto chileno, la planificación y ejecución de clases dinámicas, manejo de aula, la cultura chilena y cómo adaptarse de mejor manera a su nueva realidad, entre otras cosas.

Después de esta semana en Santiago, los (as) voluntarios (as) serán ubicados (as) en diferentes ciudades y/o pueblos desde Arica hasta Puerto Williams, incluyendo localidades rurales. En sus lugares de destino, apoyarán a las y los docentes en su labor educativa, motivando a sus estudiantes a aprender inglés, y haciéndoles practicar las habilidades auditivas y orales en este idioma durante sus clases, a través de actividades dinámicas y llamativas.

El Coordinador del Centro Nacional de Voluntarios, Jeremy Gould, indicó que este es el primer grupo de cuatro que vendrán en total durante este año y también, señaló que “además de ser el cuarto año de implementación del CNV dentro de dicho plan, 2018 es un año importante dado que se lanza un piloto de cofinanciamiento de forma masiva, en el cual el PIAP colaborará con más de 20 municipalidades a lo largo de Chile compartiendo los costos de la implementación de la iniciativa para fortalecer a los procesos de enseñanza y aprendizaje de inglés en sus comunidades”.

Algunos testimonios de los voluntarios 

Molly Gipson, de Austin, Texas, ya fue voluntaria en 2017, y decidió quedarse un año más en Santiago: “Esta ha sido una experiencia mucho más desafiante de lo que imaginé, pero a la vez también ha sido enormemente gratificante. Ver el impacto que uno tiene en los estudiantes, cómo actuaban en la clase de inglés es lo que me motivó a seguir haciendo lo mismo. Este año quiero ver cómo siguen mejorando, eso también me hace crecer a mí misma”.

Regina Neh, de Camerún, también decidió quedarse en Chile. Su primer año, 2017, trabajó en una escuela de Machalí y este año se quedará en Santiago. Creo que el Programa entrega oportunidades a los estudiantes. Yo vengo de Africa y creo que el programa ha abierto mucho mi mente y la forma en que quiero educar a mi gente de vuelta en casa, enseñar sobre las oportunidades del voluntariado que pueden cambiar vidas, como lo hace el PIAP.

Gabriel Michael, de Masachussets, no ha trabajado con escolares, por lo que considera que en la orientación aprendió “lo importante de mantenerlos motivados y comprometidos. Creo que esta orientación ha sido muy necesaria. Estoy entusiasmado por llegar a la Serena, conocer mi liceo, entrar al aula y comenzar a trabajar.

John Schnettler, de Minessotta, fue destinado a Quinchao, el la Isla de Chiloé. Señala que su experiencia favorita de la capacitación fue “la clase que hicimos en una clase distinta. Hicimos una clase de francés en francés, donde vimos cómo el modelo funciona, y estar en los zapatos de los estudiantes te permite darte cuenta de cómo los métodos funcionan y cómo puedes aprender sin la necesidad de tener definiciones en tu idioma”.

El Ministerio de Educación agradece enormemente el esfuerzo de las y los voluntarios por su gran aporte a la educación pública del país.