Voluntarios angloparlantes llegan a Chile a apoyar la enseñanza del inglés en establecimientos municipales

martes 07 de agosto, 2018
a a a

El pasado 6 de agosto, el Ministerio de Educación recibió a 61 voluntarios angloparlantes, quienes continuarán con la misión de fortalecer el aprendizaje del inglés en las comunidades escolares públicas a lo largo del país durante el segundo semestre de 2018. Su rol consistirá en el trabajo en colaboración con las y los docentes, enfocándose principalmente en el desarrollo de aspectos comunicativos del idioma a través de clases dinámicas e interactivas para sus estudiantes.

La ceremonia de recibimiento se llevó a cabo en el Instituto Casanueva, y contó con la presencia del Ministro de Educación, Gerardo Varela, quien agradeció su interés por apoyar el desarrollo del idioma inglés en Chile y además expresó que “El inglés es importante para el turismo, para la ciencia, los negocios, por lo que es uno de los idiomas fundamentales que los chilenos deberíamos aprender”.

El grupo de jóvenes, provenientes de 15 países -entre los cuales se encuentran Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Nueva Zelanda, India y Camerún-, forman parte del cuarto grupo que ha viajado a Chile a realizar esta labor en 2018. En total, 187 personas hablantes nativas o casi nativas de inglés han llegado al país durante este año. Gracias a su trabajo se espera beneficiar a más de 45 mil estudiantes.

A lo largo de su primera semana en Chile, las y los voluntarios se encuentran en un proceso de entrenamiento y orientación por parte de PIAP y el Centro Nacional de Voluntarios (CNV). En esta capacitación se tratan variados temas respecto a la enseñanza del inglés como idioma extranjero en el contexto chileno, la planificación y ejecución de clases dinámicas, manejo de aula, la cultura chilena y cómo adaptarse de mejor manera a su nueva realidad, entre otras cosas.

Después de esta semana en Santiago, las y los voluntarios serán ubicados en diferentes ciudades y/o pueblos de todas las regiones del país, incluyendo localidades rurales. En sus lugares de destino, apoyarán a las y los docentes en su labor educativa, motivando a sus estudiantes a aprender inglés, y haciéndoles practicar las habilidades auditivas y orales en este idioma durante sus clases, a través de actividades dinámicas y llamativas.