Testimonio de Diego Farías, ex camper que actualmente vive en Canadá

lunes 02 de abril, 2018
a a a

Diego Farías participó en los English Summer/Winter Camps durante toda la educación media, organizados por el Programa Inglés Abre Puertas (PIAP) de la División de Educación General del Ministerio de Educación. Asegura que las enseñanzas de los campamentos fueron lo que le permitió valorar otros idiomas, atreverse a dejar Chile y mudarse a la localidad de Quebec en Canadá, donde actualmente estudia francés y conoce una cultura inmensamente atractiva.

¿Cómo te enteraste de los English Summer/Winter Camps?

Me enteré por la profesora de inglés de mi colegio durante la educación media. Gracias a ella participé también en una academia de inglés extra programática y ahí nos preparábamos para las competencias de debates impulsadas por el PIAP, lo que me llevó a averiguar más sobre el programa.

¿Cómo cambió tu vida la experiencia de asistir a campamentos junto a otros estudiantes que les interesaba el inglés al igual que a ti?

Cambió mucho mi percepción del inglés. Cuando yo era niño me iba muy mal en la asignatura, pero con el tiempo me empezó a gustar el hecho de aprender otro idioma y era muy divertido poder convivir con personas que también se interesaran en ello. Cuando yo era chico era considerado “nerd” que a alguien le gustara el inglés, entonces encontrar que tuviese los mismos intereses que yo y no en un ambiente totalmente de estudio, sino más bien con diversión, facilita mucho más el proceso de aprendizaje. Además si estás ahí es por voluntad propia, ya que es en período de vacaciones.

¿Cuáles consideras que son las actividades más beneficiosas para aprender el idioma dentro de los campamentos?

Yo diría que las actividades grupales. Por lo que recuerdo, todas las semanas uno se podía inscribir en las actividades en grupo que se presentaban el ultimo día, dentro de las cuales se encontraban disciplinas como el baile, teatro, doblaje, escenas de película o de series y obviamente se hacía el doblaje en inglés. Esto me ayudó mucho a aprender de expresión oral, que además era mucho más entretenido cuando hacíamos obras de teatro.

¿Cómo evaluarías el desempeño de los voluntarios dentro del campamento?

Excelente. Yo incluso aún conservo amigos voluntarios que me los he encontrado en Estados Unidos. Nunca he perdido el contacto. Para mí, su apoyo fue lo más importante, en especial cuando teníamos campamentos que no eran en los institutos. Además, poder interactuar con hablantes nativos dentro de Chile es algo muy valorable, porque uno puede aprender mucho inglés, pero si no se practica se puede olvidar fácilmente. Poder convivir en tus vacaciones con personas nativas ayuda mucho a no perder el idioma y seguir aprendiendo.

¿Cómo ha sido la experiencia de vivir en Canadá? ¿Crees que los English Summer/Winter Camps te permitieron adaptarte mejor a un entorno angloparlante?

Definitivamente me ayudaron, porque con cuatro horas de inglés a la semana era más difícil aprender tanto inglés como yo hubiese querido. Los Camps me ayudaron porque aprendí mucho y también porque yo después estudie inglés por mi cuenta en un instituto, pero entré en el nivel medio avanzado, casi al borde de terminar, entonces claramente la mayoría de mi conocimiento viene de los Camps.

También me ayudaron mucho para adaptarme en Canadá, ya que hablar inglés fluido abre muchas puertas para entrar a un país angloparlante, pero también me sirvió en Chile, porque yo estudié Turismo después y trabajé mucho tiempo ahí antes de decidir mudarme.

¿Qué grado de importancia le otorgas al inglés como herramienta para enfrentar el mundo?

Es muy importante y ha sido una de mis principales fortalezas para todas las cosas que he querido hacer, ya sea trabajo en Chile o mudarme acá. El hecho de llegar sabiendo inglés y no tener que aprender aquí me ayudó mucho a integrarme más fácilmente que a otras personas que se mudan sin conocer el idioma.

Estoy estudiando francés porque vivo en Quebec, la región francófona de Canadá. Acá yo soy totalmente bilingüe, porque cuando iba en tercero medio terminé mi último curso de inglés fuera del colegio. Eso me abrió mucho las puertas, ya que yo estudié en un colegio técnico y pude tener una muy buena práctica solo por saber buen inglés. Me dio muchas más oportunidades que a otros compañeros al no ser algo tan común.

¿Recomendarías a otros estudiantes que se inscriban a los Summer/Winter Camps?

Totalmente. Como una herramienta para el futuro, una experiencia de vida y una oportunidad de hacer muchos amigos. Yo hasta el día de hoy tengo amigos que conocí en los campamentos y eso es lo que más rescato. Además, aprender inglés siendo joven es mucho más favorable y fácil que siendo mayor. No me arrepiento de haber asistido a ninguno de los campamentos, ya que gracias a ellos estoy acá y me siento preparado para salir al mundo.